Mar y playas

Playa de Ris    Playa de Trengandin




Con bandera azul de la Comunidad Europea y una arena especialmente dorada y fina, la playa de Rs tiene una extensin dos kilmetros y es quizs las mejor equipada en cuanto a servicios, accesos e infraestructuras veraniegas se refiere en Noja. Su orientacin hacia el norte propicia la entrada de olas y en ella es posible practicar el surf.
Frente a Rs, como protegiendo la playa, se encuentra la isla de San Pedruco, a la que es posible acceder en la bajamar. Habitada por millares de gaviotas, conserva en sus entraas los restos de la ermita de San Pedruco, una de las primeras y ms primitivas que se construyeron en Noja.
Valorada desde hace mucho tiempo, viene recibiendo el reconocimiento de la Unin Europea, que le otorga la Bandera Azul de los Mares Limpios de Europa.

La playa de Ris forma una "concha" amplia, que con marea baja permite el disfrute de ms de 40.000 metros cuadrados de fina y maravillosa arena.
En mareas vivas se puede acceder a pie hasta la Isla de San Pedruco, con su pequea ermita medieval y sus higueras silvestres. Bien sea sobre toallas o en cmodas tumbonas de alquiler, miles de veraneantes, disfrutan en verano de su clido sol.
Tambin pasear en invierno es una delicia, protegido del aire o la lluvia y disfrutando del aroma del yodo y la sal. Ris tiene Bandera Azul de la Comunidad Europea, por la calidad de sus servicios y la saludable condicin de sus aguas y arenas. En su paseo martimo hay hoteles, bares, y cafeteras.
Tiene servicio de duchas, alquiler de pedalos y piraguas y sus aguas son excelentes para practicar la vela, el windsurf y la pesca submarina. Llegando el otoo tambin es buena playa de surf.

Vista playa de Ris
Vista de atardecer en Ris


Ir a playa de Ris



La playa de Trengandn, orientada al noreste, tiene una extensin superior a seis kilmetros. Podemos decir con propiedad que es una de las ms largas y tranquilas de Cantabria.
Trengandn o la playa grande es silenciosa e ntima, con su fina y dorada arena baada por cristalinas aguas, mecidas por suaves ondas que apenas despiertan rumor al encontrar la orilla. La bajamar descubre poco a poco negras y afiladas rocas, como menhires prehistricos que apuntan contra el cielo, formando un inconfundible paisaje lunar.
Hay quien dice que antiguamente se sala de noche, con luna creciente, a pescar morenas delante de Trengandn y para llamarlas se les cantaba una cancin sin palabras, primero susurrante y lnguida y despus aguda, que pareca que viniese del fondo del mar o de nimas perdidas en la noche, un canto tan antiguo como Noja que ahora ya nadie conoce y se ha perdido. Aunque ya no volvern aquellos ritos, las siluetas oscuras de las rocas que asoman en la bajamar sugieren cierta espiritualidad que nos lleva a otro tiempo, al recuerdo, a otras gentes y, por qu no, tambin a un bello bosque de enigmas que nace en la imaginacin cargado de secretos.
La playa de Trengandn se encuentra bajando desde la iglesia de Noja y tiene algo ms de 6 kilmetros de longitud, por lo cual tambin es conocida como la playa Grande.
Su segunda mitad, coincide con el barrio de Helgueras y se conoce por ese nombre o playa de Las Doradas, por la cantidad de ese sabroso pescado que se captura en ella.
Hasta Helgueras se llega en coche y de ah en adelante hay que seguir a pie, con lo que la densidad de visitantes es baja y se convierte en una de los pocos parajes salvajes que quedan en nuestras costas.
Trengandn tiene un paisaje original, sorprendente y cambiante, pues al bajar la marea aparecen grandes rocas que se rodean de pozas, ideales para pescar camarones, que aqu se llaman esquilas y quedan al descubierto lapas y sabrosos erizos.
De esta playa cabe destacar la calidad de sus aguas y sus servicios, entre los que se encuentran tumbonas, piraguas, pedalos, duchas y la proximidad de bares, hoteles, chiringuitos y restaurantes.

Vista playa de Trengandin
Vista marea baja en Trengandin