15/05/2020
El Ayuntamiento de Noja propone a los vecinos la concienciación ambiental como parte de la desescalada
 

En la fase 1 del desconfinamiento del estado de alarma, el Ayuntamiento quiere que, en este inicio de la desescalada, también se produzcan cambios en la educación medioambiental de la sociedad.

Por ello, ha retomado la iniciativa de instalar los peces 'comeplástico' en los arenales de Ris y Trengandín, 'retando' a los vecinos a colaborar para mantener limpios los espacios naturales de la villa.

La instalación de estos contenedores con la forma simbólica de este animal, fabricados con una red metálica que permite ver el interior de los residuos plásticos que se vayan depositando a través de la boca, fue un éxito en agosto de 2019, cuando más de 1.000 personas participaron llenando de residuos de plástico los contenedores.

El alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín, ha explicado que "este reto" se propone ahora que los vecinos están volviendo a salir a pasear y ocupar los espacios públicos naturales.

Como ha señalado, muchos de los residuos "posiblemente los haya traído la marea", y está en las manos de todos poder contribuir a mantener limpios los recursos naturales con una acción tan sencilla como recoger residuos de plásticos y depositarlos en los contenedores que hay en cada arenal.

En este sentido, ha subrayado la concienciación que ya existe entre los vecinos, que "mantienen limpios y libres de residuos cada rincón del municipio". Es por eso que el Ayuntamiento quiere que esta primera fase sea también un punto de inflexión para seguir trabajando en la conservación del medio ambiente, y que junto a los "necesarios cambios en las medidas de seguridad e higiene" a los que obliga la pandemia, también haya cambios en la mentalidad.

El reto surge tomando como referencia la iniciativa de la educadora social Lucía Antizar, que el primer día de la fase 1 salió a pasear por la zona de Trengandín, vio la basura, decidió empezar a recogerla y hacer un llamamiento a los vecinos a través de las redes sociales para que "aprovechen sus paseos y recojan". Por ello, el Ayuntamiento ha decidido recuperar estos peces 'comeplástico'.

Este reto se plantea para que perdure en el tiempo más allá de la desescalada y el estado de alarma, manteniéndose durante toda la época de verano.

Fuente: eldiario.es