09/03/2019
Más de 3.500 personas se dan cita en Noja en el Privilegio de Vara
 

El Ayuntamiento ha agradecido el “compromiso y participación” de los voluntarios en una efeméride tan señalada

El Ayuntamiento de Noja ha agradecido a los vecinos de la Villa su “participación e implicación” en los festejos del Privilegio de Vara, que este sábado día 9 han tenido su evento central con la recreación de la llegada del rey Felipe IV y la concesión de este distintivo que le valió al entonces conocido como sitio el título de Villa y su independencia de la Junta de Siete Villas. Una cita que ha sido un “rotundo éxito” al reunir a más de 3.500 personas.

El alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín, ha puesto en valor el “trabajo y dedicación” de los centenares de vecinos que no solo han hecho posible la recreación histórica de estos hechos acaecidos en 1644, sino que han participado del mercado, las actuaciones de microteatro y las diferentes actividades que se desarrollan en la Villa desde el viernes 8 de marzo.

A este respecto, ha recordado que “los trajes son confeccionados por los propios vecinos”, lo que ha permitido “dotar de mayor realismo a esta recreación” que, “por su calidad”, forma parte de la Asociación Española de Recreaciones Históricas desde el pasado año 2018, sumándose así a un calendario anual integrado por “una veintena de festejos similares por toda España”. Además, ha recordado que se ha solicitado al Gobierno de Cantabria la declaración de esta cita como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Ruiz Lavín ha puesto el foco también en la participación de los adultos y las nuevas generaciones. Respecto a estas últimas, ha señalado que “permitirán que esta celebración tenga recorrido durante muchos años y mantenga un alto nivel de calidad y fidelidad de los hechos que ocurrieron hace más de tres siglos”.

El regidor ha calificado de “rotundo éxito” el desarrollo de estos festejos y ha destacado el “alto interés que despiertan sus actividades”, desde las representaciones teatrales hasta el gran torneo de hidalgos o la degustación de asado, que “ha despachado cientos de raciones”, todo ello amenizado con música de la época, conciertos en directo y un gran mercado en la Plaza de la Villa que se mantendrá hasta este domingo día 10.

“Este nuevo evento fortalece la intención del equipo de Gobierno de desestacionalizar el turismo de la Villa, generando actividad económica en los sectores de hostelería y comercio local”, ha recordado.


Privilegio de Vara

El lugar de Noja, que es como así se llamaba en el siglo XVII, solicitó al rey Felipe IV el poder de nombrar a sus propios alcaldes entre sus vecinos para que no mandase en ellos los alcaldes de Siete Villas, porque, como no eran nojeños, aprovechaban cualquier oportunidad para sancionar o multar las faltas más tontas que cometían y, de esta forma, recaudar dinero.
El 9 de marzo de 1644, Felipe IV concedió a este pueblo la merced de la vara, el llamado ‘Privilegio de Vara o de villazgo’ (por la vara del alcalde y por la categoría de villa). Esta distinción les permitió a partir de entonces poder nombrar sus alcaldes y llevar las riendas de su propio gobierno, es decir, gobernándose a sí mismos, igual que se hace ahora, sin depender de la Junta de Siete Villas.