Patrimonio histórico: Casonas


Casa palacio de el Carmen

Situada en el Barrio de Fonegra, fue fundada en 1735 por D. Juan Antonio Cabanzo y de la Gándara y Doña Josefa de Assas Venero.
Está construida en "L" sobre una torre, y tiene una hermosa capilla, ahora en estado ruinoso, bajo la advocación de la Virgen de El Carmen.
Durante muchos años cientos de niños madrileños, de las colonias de San Jerónimo El Real, conocían las Playas de Noja y veraneaban en unos pabellones anexos, con una dotación económica que mantenía muy en secreto D. Pablo de Garnica Echeverría y que muchos años después nos atrevemos a desvelar.
En el Palacio de Fonegra hay una portada con escudo y armas de Cabanzo.
En su fachada los escudos de Cabanzo, Assas y Hoyo.


Casona del capitán Venero

Entrando en Noja y en el barrio de Cabanzo, escondida entre los árboles se encuentra la casa solar de Venero. Hoy casona Arnáiz. Fue fundada por el capitán D. Francisco de Venero y Cabanzo.
D. Pedro Assas y Venero, también capitán mayor de la Real Armada, fundó una casa en Santander, en 1723. Estaba situada en la calle de San Francisco y fue destruida por el desolador incendio de 1941. La familia Venero, fue muy importante y tenían torre, recientemente reconstruida en el cercano lugar de Castillo - Siete Villas. Hubo "veneros" en los dos bandos Giles y Negretes, que terminaban con cruentas luchas, incluso entre hermanos.
La casa de Noja, tiene un evocador jardín de factura romántica y fue adquirida y restaurada por D. Eloy Arnáiz de Paz, autor de varias piezas literarias, entre las que destaca el libro titulado "Del hogar solariego montañés", maravillosa colección de pequeñas narraciones, hoy agotada y buscada por los bibliófilos. Eloy fue hermano de Guillermo, director durante muchos años del desaparecido diario Voz de Cantabria.
>En la casona de Venero hay varios escudos. En el jardín el de la casa incendiada de Santander, con armas de Castillo y Cabrera. También en el jardín un rollo con lema "casa de Venero, año de 1693".
En la fachada, dos magníficas labras representan las armas de Cabanzo y Venero, respectivamente, y en un ángulo de la casa, sobre un cubo, las armas de Venero, bajo una corona que sirve de timbre.
Apuntando la historia de Noja, diremos que D. Pedro Assas y Venero casó con doña Clara de Castillo y tuvieron un hijo, D. Pedro de Assas y Venero, que vivió en la casona de Assas de Noja y fue comandante del puerto de Santander y padre del famoso cronista montañés D. Manuel de Assas.
Otro Venero, natural de Noja y vecino de Méjico , el capitán D. Pedro de Venero, envío 1.000 escudos de plata para fundar en la Villa escuelas de primeras letras. La viuda del capitán D. Francisco de venero, Doña Maria Ana de Garvijos era patrona de ellas en 1717.


La casona de la Torre

Antes de entrar en el casco urbano de Noja por la carretera de Castillo, hallaremos esta solariega Casa-Palacio, situada en el barrio de Cabanzo, conocida popularmente como la casona de ”la Torre”, por su impresionante torre. Compuesta por tres cuerpos: capilla, torre y vivienda, fue edificada en el siglo XVII por don Juan de Cilla, procurador general y probablemente el primer alcalde de Noja