27/05/2017
Teatro amateur
 

Fecha: 27 de mayo
Hora: 20:00
Lugar: Centro de Ocio Playa Dorada
Duración aproximada: 80


Dirección: MIGUEL MECA
Elenco: Elisa Sainz, Paz González, Esther Lastra, Alberto Zalduondo, Miguel Simón, Fran Martín Lisaso, Álvar


La compañía de teatro amateur ENTRECAJAS FUSIÓN presenta la obra de comedia 'Entremeses de Cervantes'



Sinopsis:

ENTREMESES DE CERVANTES

“EL RETABLO DE LAS MARAVILLAS” Todo consiste en un retablo llamado “Retablo de las Maravillas” cuya magia está encerrada en dos puntos muy ingeniosos.

El engaño comienza cuando los dueños de este retablo aparecen en el pueblo de Algarrobillas y van directamente a hablar con el Alcalde, el Gobernador, hay una condición para poder ver las figuras del retablo, todos aquellos que desciendan de judío converso y no sean hijos legítimos no podrán ver el maravilloso retablo, les halagan y poco a poco estos van entrando en el juego. Quedan para que se les muestre el retablo en casa de uno de ellos, pero había una condición, que tendrían que pagarles por adelantado y que ninguna persona del pueblo pudiera entrar, ya que si no al día siguiente cuando quisieran mostrarlo al pueblo nadie acudiría por que ya lo habían visto. Acceden a todo ello, y quedan para esa misma tarde. Todo comienza y el engaño es todo un éxito. Cada persona dice ver lo que en realidad no ve, pero no lo muestra ante sus compañeros para no quedar en evidencia, y así no les llamarían bastardos o judíos. Absolutamente todos caen en la trampa, hasta tal punto que cuando un Furrier aparece exigiendo alojamiento, todos creen que es otro personaje que forma parte del retablo.

“EL VIEJO CELOSO” Lorenza está casada con un viejo llamado Cañizares, que es muy celoso, él la tiene encerrada para que no pueda ver a otros hombres, y se queja a Ortigosa, su vecina, del aislamiento y poco placer que se ve obligada a sufrir.

Ortigosa no dudará en ofrecerse para llevar algún remedio a la joven Lorenza, ésta le trae un galán a casa distrayendo mientras tanto a Cañizares que no se entera de nada, siendo cómplice del proyecto la sobrina Cristina, Lorenza se debate entre el placer y la honra.

Entre Lorenza y Cristina se establece un pícaro diálogo. La industria de Ortigosa es la encargada de que nada se sepa. Lorenza le cuenta a su vecina que los celos del viejo llegan hasta el punto de no permitir gatos ni perros en la casa, rehusando incluso a comprar telas con figuras de hombres. Siete puertas se mantienen cerradas, salvo por algún ocasional descuido, como el del día en cuestión, la aíslan de la calle. Aunque duerme con el viejo, no ha podido saber dónde esconde las llaves.